top of page
  • Foto del escritorIsabel Langa

¿Qué son las rondas infantiles y qué utilidad tienen? ⭕

Actualizado: 6 nov 2023

Los seres humanos nos hemos reunido en círculo desde el inicio de los tiempos. Ya fuera sentados en el suelo alrededor de un fuego - buscando su calor y cobijo - o en un espectacular anfiteatro, lo cierto es que siempre tendemos a reunirnos de esta manera. Otra tradición viene asociada a esta formación: la costumbre de cantar, tocar instrumentos y jugar en rondas circulares. Es parte del folclore en muchos de los países hispanohablantes de los que procedemos, por lo que hemos querido dedicar este post a las rondas infantiles, su importancia en la infancia y el modo en el que nos ayudan a reconectar con nuestro pasado.


Si lo que buscas son ideas de canciones para preparar rondas, ¡te dejamos unas cuantas aquí abajo! 👇👇👇


¿Qué consideramos una ronda infantil?


Las rondas infantiles son, en la práctica, un instrumento pedagógico y didáctico. Van mucho más allá de la formación de un círculo de educadores e infantes: tienen una carga semántica, una implicación socio-cultural y un dinamismo que las convierten en la herramienta ideal para el desarrollo de los pequeños. Un pedagogo puede crear situaciones para fomentar un área del conocimiento en concreto – matemáticas, ciencias naturales, lingüística – estimulando, ante todo, la creatividad y la participación grupal. Son un elemento lúdico, una actividad social y ante todo un elemento de expresión ritmo-plástica.

Ronda de niños aprendiendo entorno a un educador
Ronda educativa - temática ciclo de la vida

¿Es lo mismo una ronda que un Morgenkreis?


Los padres hispanoparlantes que viven en países de habla alemana se suelen topar con este término, que literalmente traducido significa "círculo matutino". Se refiere al primer encuentro que tiene lugar en la mañana, cuando el equipo pedagógico reúne a los pequeños para saludar y comenzar el día juntos con canciones, juegos o alguna actividad. Es un ritual muy importante, que ayuda a establecer la rutina y brinda una magnífica oportunidad de fortalecer los vínculos entre los integrantes del grupo.


Dicho esto, no todas las rondas son círculos matutinos, dado que una ronda puede hacerse en cualquier momento del día y con un objetivo distinto. Nos encontramos por lo tanto extraescolares que se basan en rondas musicales o rondas que se celebran en la tarde. No son Morgenkreis, por lo tanto, pero el concepto es muy similar.


Asociación con la metodología Montessori


En nuestros jardines de infancia nos inspiramos en el método Montessori, por lo que hemos hecho los deberes: ¿qué dice María Montessori sobre las rondas?


La italiana no escribió nada al respecto, al menos no directamente, pero sí que comentó acerca del canto. Lo consideraba un recurso muy útil, tanto que lo aplicaba a diferentes áreas. Por una parte, como modo de perfeccionar el lenguaje. Curiosamente, lo implementaba durante la hora de gimnasia y en los momentos al aire libre, pues defendía que era un maravilloso ejercicio de respiración. Por otra, como método de aprendizaje para la lectura. En todo caso, combinar canto, actividades al aire libre y aprendizaje realmente concuerda con el propósito de una ronda, ¿verdad?


¿Cómo organizar una ronda infantil?


El propósito de la ronda no es únicamente entretener a un niño o grupo de niños. En una ronda musical, tendremos que escoger una canción cuyo ritmo, métrica, melodía y tonalidad sean convenientes. Pero, ¿a qué nos referimos con convenientes? Sencillamente, debe ser posible seguirla. Si el niño centra su atención y es capaz de interactuar, agitándose, dando palmas o cantando los estribillos, entonces es adecuada para su edad. Eligiendo canciones que se ajusten a su madurez, lograremos que disfrute y que la ronda se prolongue de manera natural.


Multilingüismo en las rondas

Sin embargo, puede que tengamos otro propósito en mente. Los Juegos en Chile, una aproximación histórica-folclórica chilena, reza:


“Los juegos tradicionales han sido transmitidos oralmente desde la antigüedad, y sus orígenes dan una enseñanza inimaginable y una proyección pedagógica de suma importancia que incluye el arte, la educación física, la filatelia, la geografía, la historia, 14 diferentes idiomas, aprendizaje de lenguaje, las matemáticas y la sociabilidad”

En efecto, mediante el canto y juego podemos introducir conceptos más profundos como arte, historia o multilingüismo.


Este último es especialmente importante para nosotros, pues nuestra asociación está conformada mayoritariamente por inmigrantes. Conciliar más de un idioma en el hogar e intentar que no se pierda en la rutina es todo un reto, por lo que una ronda bien planteada puede servir para reforzar el idioma minoritario.


Cómo lo hacemos en nuestros grupos


Hemos mencionado que coordinar una ronda puede ser complejo. Lograr que un par de hermanos se sienten y sigan una ronda sin pelearse ya es complicado, por lo que organizar una reunión con más niños entraña todavía más dificultad. Es más fácil mostrar el “cómo” que describirlo, así que aquí tenéis varios ejemplos de canciones que hemos usado (¡con éxito!) en nuestras rondas y otro explicando el funcionamiento de nuestras rondas para bebés en español en Viena:


Las olas de Magdalena Fleitas

Esta canción surgió de un momento tan cotidiano como la hora del baño, por lo que es ideal para ejemplificarlo. Los más pequeños pueden llegar a asociar ambos: la diversión del juego y el propio baño.

Las olas, Las olas, Las olas de la mar

Las olas, Las olas, Las olas de la mar

Las olas, Las olas, Las olas de la mar

Las olas, Las olas, Las olas de la mar

Las olas, las olas, las olas de la mar

Para este chiquito las olas de la mar

Olitas, olitas, olitas de la mar

Para estos chiquitos olitas de la mar


Cinco ratoncitos, de Judith Akoschky

Este juego mímico es sencillo y también ha sido ingeniado para menores de 4 años.

cinco ratoncitos

salen de la cueva

mueven el hocico

juegan a la rueda

cuatro ratoncitos

salen de la cueva

mueven el hocico

juegan a la rueda

tres ratoncitos

salen de la cueva

mueven el hocico

juegan a la rueda

dos ratoncitos

salen de la cueva

mueven el hocico

juegan a la rueda

un ratoncito

sale de la cueva

mueve el hocico

juega a la rueda


Una nube, de Nina LenzeI

Necesitaremos acompañar esta de mímica y un poco de teatrillo.


¡Uy!, una nube, ¡otra! Y la lluvia, (sh) Crece el pasto Y el árbol

Caen las hojas Sobre el agua Hay un pulpo, ¡plu-plu-plu-plu-plu-plu! Y un caracol

Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

¿Con la otra? Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

¿Con las dos? Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

¡Ustedes! Una, mucha Crece el, y el Caen las, sobre el Hay un, y un caracol

Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol

¡Rapidísimo! Una nube, mucha la lluvia Crece el pasto y el árbol Caen las hojas sobre el agua Hay un pulpo y un caracol


Golpeteo, de Laura Asensio

Si golpeo golpeo y golpeteo las dos manos suenan así si aplasto aplasto y apaludo las dos manos suenan así

Si enlazo los dedos los dedos eso si se parece a un puerco espín para afuera para adentro para afuera con las manos juego así.


Pica piedra, de Pim Pau

Pica piedra

Pica aquí

Pica piedra

Pica aquí

Pica palma palma Pica palma bup

Pica piedra

Pica aquí

Pica piedra

Pica aquí

Pica palma palma

Pica palma pin


¿Y qué hacemos en las rondas de bebés?


Escuchamos y cantamos canciones... Interactuamos con maracas, cascabeles, castañuelas, campanas, tambores, ranitas, xilófonos...


Bailamos y movemos nuestro cuerpo por partes, hacemos formas. Imitamos y nos dejamos imitar.


Jugamos a las escondidas imitando o buscando a un animal. Vamos a caballo, al paso, al trote, al galope. Y con estos juegos nos imaginamos el entorno y lo vivencamos tal como lo imaginamos.


Imitamos ritmos con las palmas, con el cuerpo, con el piso... Descubrimos como suenan los objetos...



A partir del ritmo y el disfrute a través de los juegos musicales buscamos despertar la percepción y sensibilización auditiva.


Con canciones, en la interacción con instrumentos y la imitación de ritmos.


La experimentación individual con pequeños instrumentos de percusión, como maracas o xilófonos, hacen que el niño / la niña a través del juego reconozca y diferencie cada sonido.

A raíz del trabajo con canciones se despierta la facultad de concentración y con el movimiento se potencia el control rítmico del cuerpo y su coordinación.


Nuestro objetivo es hacer que los niños disfruten de la música y que sea una parte cotidiana en el juego y en su crecimiento personal.


Impulsando al niño en su desarrollo motriz desde que nace se le da confianza y seguridad no solo física sino también psíquica y emocional.


Las emociones transitan nuestro cuerpo y nuestro cuerpo necesita expresarlas, esto nos libera y armoniza, por eso es muy importante permitir y dar espacio en el niño a esta forma de expresión.




Y con los mas grandes… a partir de los 3 años


Improvisamos y componemos historias, contamos cuentos, imaginamos otros, los interpretamos, somos sus propios autores, personajes y figuras.


Recreamos nuestro propio escenario y nuestra propia escena. Bailamos y cantamos canciones. Movemos nuestro cuerpo por partes y hacemos formas. Imitamos y nos dejamos imitar.


Somos livianos, somos pesados, somos rápidos, somos lentos.


Nos agachamos, saltamos, rolamos, corremos, somos estatuas.


Nos sentamos, nos paramos, damos vueltas, descubrimos el espacio y los objetos metiéndonos por los huecos, cruzándolos, subiendo, bajando.


Nos movemos al escuchar un sonido, el sonido se mueve en nosotros...


A través del juego y la imaginación improvisamos para reinventar personajes, figuras, historias y cuentos.


Rítmica, movimiento y coordinación es lo que también trabajamos con estas disciplinas. Nuestro cuerpo como instrumento musical, nos movemos al escuchar un sonido, ese sonido se mueve en nosotros.


Esto en el niño es natural y espontáneo y partiendo de esta base buscamos impulsar y desarrollar el movimiento corporal a través de la rítmica y los juegos coreográficos con canciones así como, a través de la improvisación, la composición performativa -teatral.


Y con los escolares, edades entre los 6 y 13 años se puede llegar a profundizar y desarrollar mas estos procesos y desenvolvimientos creativos.




Plástica y espacio


Pintamos, modelamos, imprimimos, cortamos, dibujamos, exploramos las figuras y sus formas, mezclamos pigmentos y texturas, creamos el material, amasamos plastilinas, plegamos cartón o papel, diluimos color, reciclamos...


"Creando superficie (...) y así hacen los niños naturalmente (...)."

Donald W. Winnicott, pediatra y psicoanalista anglosajón, refiere el "espacio transicional" como aquel que no es externo ni interno al niño, sino que se constituye en un "entre". Es el espacio que por excelencia da lugar al desarrollo de la creatividad, la cual es una cualidad innata del niño, sólo necesita un ambiente facilitador para expandirse.


En este estadio del niño, el espacio interior, subjetivo, y el exterior todavía no están diferenciados, los niños conectan interior y exterior en una superficie continua a través del juego. Así ocurre también en el film, que envuelve disecciones y lapsos de tiempo en un continuo fluir.


Motivamos al niño desde este lugar, a explorar y a crear. Estimulando estos espacios transicionales donde se desarrollan múltiples vínculos entre lo material y lo imaginario.


La imaginación del niño remonta vuelo, apropiándose del mundo de una manera subjetiva, y única cada vez, recreando su mundo, disfrutando del juego, percibiendo, con todos sus sentidos el color y la forma, modelando su entorno, imprimiendo, cortando, dibujando, explorando figuras, viéndolas emerger en las mezclas de pigmentos, participando también en la creación del material, amasando plastilinas, plegando cartón o papel, diluyendo color, armando y desarmando una y otra vez.


En este acto creativo el niño utiliza su cuerpo y a través de éste también descubre y recrea su espacio y su propio movimiento. También estimula su oído cuando la acción se asocia al tono musical y a los ritmos.


El niño recibe el material o la consigna sin analizar, lo toma, lo recrea, se sorprende y nos sorprende...




45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page